DENISSE DE LEÓN: LA ÚLTIMA ENTREVISTA… ANTES DE SER EJECUTADO

0

DENISSE DE LEON: LA ÚLTIMA ENTREVISTA… ANTES DE SER EJECUTADO

Por: Mauricio Fernández Díaz/Oscar R. Castañeda Montemayor

Cd. Victoria Tamaulipas.- Luis Alberto “N” mejor conocido como Denisse de León, se había convertido ya, en  una molestia, en un verdadero dolor de cabeza tanto para las autoridades como para los grupos delincuenciales que operan en Tamaulipas.

Uno de los grandes pecados por el que fue ejecutado junto con su madre y hermano en el interior de su domicilio, fue el haberse convertido de facto en el defensor y porta voz de cientos de familias que tienen a algún ser querido como interno en el penal de Tamatán, quienes después de la balacera suscitada, esperaban noticias del estado en que se encontraban sus familiares, y que la autoridades ocultaban con gran hermetismo.

Alguien decidió que era inadmisible que Denisse estuviera informando a los medios de comunicación, de aquello que el gobierno no quería que se supiera; los movimientos que se hacían en el interior del CEDES,  lugar en el que estaba recluido su pareja. Tal vez uno de sus más grandes pecados fue haber dejado al descubierto la estrategia mediante la cual el gobierno se deshizo de los jefes mafiosos que mantenían el control del penal y que resultaron muertos en la balacera, sujetos apodados el “burro, la burra y la gallina” quienes fueran identificados por medio de fotografías filtradas supuestamente por la misma Procuraduría de Justicia, eran quienes ejercían de acuerdo a lo informado por los especializados en este tema, el famoso auto gobierno del CEDES de Tamatán .

Denisse hablo claro y fuerte, denuncio al gobierno, a Derechos Humanos tanto Municipal como Estatal y al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso de no intervenir; Dijo que la respuesta de ellos había sido simple “tenemos las manos atadas estamos amenazados de muerte si intervenimos”,  refiriendo a las comisiones de Derechos Humanos; del Gobierno dijo lo que todos sabíamos que nadie daba la cara, que el Secretario General de gobierno no había enviado ni siquiera un representante para hablar con ellos y darles algunas respuestas.

Se convirtió en un estorbo en alguien que fracturaba la ley omertá, o ley del silencio implementada alrededor de los hechos sucedidos en el penal del Tamatán.

Estas ejecuciones se suman a la Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, la activista sacrificada en San Fernando para acallar una voz que exigía justicia y demandaba información; El silencio del Gobierno, la omisión del Congreso al no llamar a comparecer al Secretario de Seguridad y al Titular de la Procuraduría General de Justicia para que expliquen qué paso,  que está pasando y que están haciendo, permea al colectivo ciudadano con la idea de que este gobierno es simplemente una réplica, una continuación del anterior en donde la opacidad y la falta de información cubrían con el manto de la impunidad, a los malos funcionarios.

Miriam y Denisse fueron ejecutadas por una misma razón… alzar la voz para exigir justicia  y demandar información,

¿Quién va querer realizar alguna declaración pública con estos hechos?

¿Que medios o periodistas querrán arriesgarse a publicar lo que pasa ante el temor de ser víctima de un atentado?

Algo es incontrovertible, incuestionable…si las armas no hubieran ingresado al penal no hubiera sucedido toda esta cadena de hechos motivo de escándalo internacional.

Quien es responsables de la entrada indudablemente es el gobierno, por no ejercer los controles debidos; Aquí la justificación del pasado, el culpar a la herencia que se les dejo ya no tiene cabida, tienen el poder en sus manos y todos estos hechos son consecuencia de la toma de decisiones de esta administración.

Denisse y Miriam personajes diferentes en circunstancias diferentes fueron ejecutadas, con un objetivo común; Silenciar las voces que en Tamaulipas claman por justicia e información.

¿Quién sigue?

Video: Reyna Luisa Villafuerte

Edición: Luis Rey Cruz

 

!!! C O M P A R T E !!!
Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta